Article

10 Metodos de tortura mas increibles del mundo


La tortura es un método de castigo para algún tipo de maldad, a veces en la antigüedad se usaba como castigo por algún crimen o por solo diversión, así de crueles eran en el medievo.

Por lo mismo me dio mucha curiosidad y me puse a investigar sobre que métodos mas tortuosos existían y eran conocidos, o por lo menos los que mas se usaban en la antigüedad, es así como nace este top ten de los mejores o mejor dicho de los peores métodos de tortura que hallan existidos y que son mas conocidos.-

Numero 1: La rata.
Consistía en tener a una persona recostada sobre un panel de madera, a la cual se le encerraba una rata en su estomago con la ayuda de una capsula metálica. Luego después de tener a la rata dentro de esta capsula y con la base de estomago del torturado se le aplicaba calor.

A lo que la rata comenzaba a desesperarse dentro de esta capsula, comenzaba a buscar un método de salida, con la única que encontraba era cavar un agujero por el estomago de la victima, causando muchas veces la muerte del torturado.

Numero 2: La picota.
La picota era mas un método de tortura del tipo castigo/humillación, consistía en parar a la victima en medio de las plazas donde se colocaba “la picota (un tipo de escenario)” y en ella la gente humillaba al torturado lanzando verduras, pero cuando este cometía una falta grave no se le lanzaban verduras si no que materiales mas pesados como piedras por ejemplo. Así los castigados terminaban con marcas en su cuerpo y muchas veces también mutilaban partes importantes de su cuerpo, como miembro, brazos, o pie.

Muchas veces este castigo no duraba mas allá de 1 hora, pero también múltiples veces estos castigos podían durar mas de 2 días.

Numero 3: La silla presidencial de judas.
Cientos de clavos afilados componían esta silla a la cual se le sentaba a la persona torturada que no quería confesar. El torturado se sentaba sin ropa y para aumentar el sufrimiento se aplicaba calor. Se ocupaba aun hasta el 1800 en Europa.

Numero 4: El divisor de rodillas.
Este es un instrumento tipo prensa que se ocupo mucho en la época de la Inquisición. Consiste en dos placas con púas en sus caras de adentro, las cuales se ajustaban a las piernas hasta cortarlas. También se usaba en codos y estomago.

Numero 5: La rueda.
La rueda se originó en Grecia y se extendió rápidamente a Alemania, Francia, Rusia, Inglaterra y Suecia.

El dispositivo consta de una gran rueda de madera con muchos rayos. Las extremidades de la víctima estaban vinculadas a los radios y la rueda misma se giraba lentamente. A través de las aberturas entre los radios, el torturador solía golpear a la víctima con un martillo de hierro que fácilmente podría romper los huesos de la víctima.

Numero 6: El talón de aquiles.
Los dedos de la víctima eran colocados en el interior del instrumento y poco a poco aplastados a medida que el torturador giraba la manivela en la parte superior. Este método fue utilizado sobre todo para extraer confesiones, ya que era a la vez doloroso y muy duradero.

Numero 7: El tubo del cocodrilo.
El tubo de cocodrilo no era común, pero se utilizó para matar a muchos infieles y ladrones. La víctima fue fijada dentro de un tubo lo suficientemente grande para la entrada de la víctima. El tubo, dientes de cocodrilo que los dientes eran clavos de acero, fue poco a poco comprimido dejando a la víctima totalmente inmovilizada. El torturador sólo podía ver su cara y los pies.

Con la ayuda de carbón y el fuego debajo del tubo, el torturador realizaba un calentamiento gradual hasta extraerle una confesión o matar a la víctima.

Numero 8: El Tenedor de los herejes.
El tenedor de los herejes fue utilizado en la Edad Media, principalmente durante la Inquisición española. El instrumento consta de dos tenedores que se enfrentaran entre sí, Que se colocaba entre la pera y el cuello de la victima. Como de costumbre, este instrumento no hizo daño a cualquiera de los puntos vitales, provocando así la prolongación de la muerte y el dolor.

Las manos de la víctima fueron atadas a la espalda para evitar cualquier posibilidad de escapar. El Tenedor del Hereje, provoca casi un imposible movimiento del cuello, y fue utilizado después de una confesión para no oír a la víctima más. Como se puede ver en la imagen, un pequeño cuello apoyado en el tenedor obliga a la víctima a mantener su cabeza erguida.

Numero 9: El Ataúd (la horca).
El ataúd de la Tortura se temía en toda la Edad Media. Es suficiente mirar la imagen para darse cuenta de la razón. La víctima era colocada dentro del ataúd. Los torturadores eran bien conocidos por obligar a las víctimas de exceso de peso en el dispositivo, o incluso hacer que el “ataúd” un poco más grande que lo normal para que las víctimas estuviesen más incómodas. Delitos muy graves, como la blasfemia, eran castigados con la muerte dentro del sarcófago donde la víctima se iba a mantener dentro bajo el sol con animales que comen su carne.

El féretro era colocado en ocasiones en una plaza pública para que la población local se congregaban a su alrededor y se burlan de la víctima de mala suerte. A veces, la muerte se producía por el odio hacia la persona a menudo, ademas como otros lanzaban piedras y otros objetos para incrementar aún más el dolor.

Numero 10: La trituradora del Jefe.
Consistía en comprimir la cabeza de la persona que estaba atada solo con su cabeza bajo este instrumento, la cual le presionaba la cabeza mas y mas a medida de que el torturador apretaba mas el perno.

Reciba todos los artículos de "Chilehumor.com" en su Correo, ¡Es Gratis!, Escriba su correo a continuación:
Compromiso: No enviamos spam, ni vendemos la lista de correos a terceros. ;)

Deja un comentario

Esta entrada fue publicada en Hechos asombrosos. Guarda el enlace permanente.