Piropos Ordinarios dirigidos a las Feminas.

ANUNCIOS



Advertencia: Algunos de estos “piropos” pueden resultar realmente groseros.

Cuando una Fémina pasa frente a una construcción, es autóctono y muy común que los trabajadores de tal obra en construcción griten cosas, cosas tan potentes como las que bienen a continuación, así que si no posees un criterio formado o si eres “señorita” para tus cosas es mejor que no los leas, aunque yo los encuentro lo mas chistosos… xD
Saludos y a disfrutar de estos piropos!:

– ¡Dime quién es tu ginecólogo para chuparle el dedo!

– Tienes dos ojos como dos sartenes que cuando te los miro se me fríen los huevos!!!

– ¡Niña! ¡¡¡Estás más apretada que los tornillos de un submarino!!!

– ¡María! ¡¡¡Tienes unos ojos que…, que…, que te comería todo el c***!!!

– ¡Si fueras barco pirata te comería el tesoro que tienes entre las patas!

– ¡Me gustaría que fueses un pollo para meterte el palo por el culo y hacerte sudar!

– ¡Señora! ¡Le cambio la hija por un piano y así tocamos los dos!

– ¡Sería capaz de foll**** a tu perro para entrar en tu familia!

– ¡Estás tan buena que te haría un traje de saliva!

– ¡Con ese culo te invito a cagar en mi casa!

– ¡Si me caigo ya se donde agarrarme!

– ¡Preciosa! ¡¡¡Con esa mirada tan dulce me dan ganas de chuparte un ojo!!!

– ¡Mozaa! ¡¡¡Si tu culo fuera un banco te la metería a plazo fijo!!!

– ¡Eso son carnes y no las que echa mi madre al cocido!

– ¡Eres más enrollada que las pelotas de mis pinreles!

– ¡Estas tan buena que te comería con ropa y todo, aunque estuviera un mes cagando trapos!

– ¡Eso si es un culo y no lo que quita mi madre a los tomates!

– ¡No te lo vas a creer, pero yo hace 30 segundos era maricón!!

– ! Con un culo tan bonito tienes que cagar bombones!

– ¡Te comería y me cosería el culo para no cagarte!

– ¡Guapa! ¡¡¡Que meas colonia!!!

– ¡Si tu fueras mi madre, mi padre dormía en la escalera!

– ¡No tengo pelos en la lengua porque tú no quieres!

– Bueno, ¿qué? Digo alguna tontería o me la chupas aquí mismo.

– ¡Dime cómo te llamas y te pido para los Reyes!

– ¿Crees en el amor a primera vista o tengo que volver a pasar delante de ti?

– Qué bonitas piernas… ¿A qué hora abren?

– Estoy luchando contra la necesidad de hacerte esta noche la mujer más feliz del mundo.

¿Bailas?
-No.
-Entonces… de follar ni hablar, ¿no?

– Si estás buscando el tocador de damas, no busques más: soy yo.

– Mátame si no te sirvo, pero primero pruébame.

– Estoy buscando el 1/2 para llevarte a mi 1/4.

– Estoy buscando diosas para una nueva religión… y acabo de elegirte.

– Mañana me meto en un convento para ser cura… ¿Me ayudas a disfrutar la última noche?

– ¡Uy, qué perro más encantador! ¿Tiene número de teléfono?

– Mañana… ¿Te despierto con el codo o con el teléfono?

– ¿Te estudio o te trabajo?

– Bonitos pantalones, quedarían muy bien en el suelo de mi dormitorio.

– Discúlpame… ¿Tienes hora?… es que se me paró cuando te vi.

– El médico me prohibió levantar cosas pesadas… ¿Me ayudas a hacer pipí?

– Hola, soy nuevo acá, ¿me puedes decir dónde queda tu apartamento?

– ¿Te importa si compartimos el taxi hacia mi casa?

– Tengo bonitos relojes, ¿quieres ver mi mesita de noche?

– Podría sacarte de mi sucia lista de fantasías si quieres.

– Bonita blusa, ¿puedo hablarte sin ella?

– Tengo sed, nena, y tú hueles a Gatorade.

– A la chica de la fotocopiadora: -Reproduciendo ¿eh?… ¿Puedo ayudar?

– Perdí mi número de teléfono, ¿me das el tuyo?

– Jugar al doctor es para niños, ven y juguemos al ginecólogo.

– ¡Mamografías gratis, aquí sus mamografías gratis!

– Señorita, si ya perdió su virginidad, ¿me podría regalar la cajita en que venía?

– Perdón, ¿no estás algo cansada?
-No, ¿por?
-Porque estuviste dando vueltas en mi cabeza todo el día.

– Miedo te tenía que dá si supieras donde me cuelgo la toalla mojá y el albornoz cada vez que pienso en tu cuerpo.

– Te voy a comer tol abujero negro sideral.

– Tienes mas polvos que las chancletas de Kung Fu.

– Te voy a echar un polvo tan salvaje tan salvaje que nos va a salir el hijo vikingo (y del Athleti…)

– Chavalota, haria contigo mas cosas que las que haría Macgiver en bricomania.

– Si tu fueras un bollycao me comería hasta el cromo.

– Tu padre debía tener el rabo como el cincel de Miguel Ángel pa´hacer semejante escultura.


Reciba todos los artículos de "Chilehumor.com" en su Correo, ¡Es Gratis!

¿Le gusta?
Aquí puede dejar su opinión.